¿Cómo elegir un motor o kit de automatización para su puerta de garaje?

Antes de elegir nuestro motor debemos de saber qué tipo de puerta tenemos instalada y que queremos conseguir con la motorización con el fin de elegir el motor más apropiado para nuestra instalación.

Para escoger el automatismo adecuado para tu puerta debes de hacerte tres preguntas

1 - ¿Qué tipo de puerta tengo instalada?

2 - ¿Cuánto pesa la puerta?

3 - ¿Cuánto trafico / uso tiene esa puerta?

1- Tipos de puertas de Garaje

Abatibles o Batientes

Es uno de los sistemas más usados, su funcionamiento se basa en 1 o 2 hojas que pivotan sobre un eje vertical.

Correderas

Son una opción muy adecuada cuando tenemos huecos que cubrir de uso intensivo y amplio, dado a su gran estabilidad tanto en el sistema de cierre y apertura como en su automatización

Basculantes

Existen diferentes modelos, siendo los más comunes los que consisten en una hoja que se levanta y se queda en la zona superior del garaje.

Basculante con contrapesos

Este modelo es más común en comunidades de vecinos consiste en dos hojas que se pliegan y se quedan en la zona superior del garaje, estas puertas cuentan con la ventaja que ocupan poco espacio.

Enrollables

Se trata de una persiana metálica de grandes dimensiones, cuentan con un sistema en el que la puerta se recoge enrollada sobre un eje  en un cajón situado en la parte superior. Cuentan con la ventaja de optimización de espacio.

Seccionales

Existen una gran variedad que se adapta a las necesidades del cliente según el hueco de garaje a cubrir, están compuestas por paneles que se ensamblan unos junto a otros y que pueden adaptarse en cualquier dimensión.


2- Cuanto pesa mi puerta

Los motores para puertas correderas se clasifican según el peso de la puerta que pueden arrastrar. Normalmente siempre recomendamos que se coloque un motor para puerta corredera del doble del peso real de la puerta. Siempre debemos tener en cuenta que la puerta con el tiempo es muy probable que se pueda endurecer debido a que siempre no podrá estar en sus condiciones óptimas.

En puertas correderas También debemos de saber la anchura de la hoja de la puerta, con el fin de saber cuántos metros necesitamos de cremallera para su instalación.

En puertas batientes aparte del peso de la hoja también debemos de contar con la longitud de la misma, para poder elegir el diámetro del vástago del motor, y su potencia.

En puertas basculantes o seccionales debemos tener en cuenta los metros cuadrados de la hoja que tiene la puerta a automatizar.

La cremallera es una barra dentada que se coloca en todo el largo de la hoja de la puerta, y que engrana con el piñón del motor para mover la puerta.
Existen dos tipos de cremallera:
La cremallera de 
nylon, la cual se instala atornillada y que solo es aconsejables hasta motores de de 800 kilos. y la cremallera de acero, la cual se instala soldada, bien con separadores o directamente a la hoja de la puerta.

3- Trafico | Uso 

En este apartado es muy importante elegir el tipo de uso que se va a dar a la puerta, entre residencial o intensivo.

Uso residencial: para casas particulares con tráfico de hasta 10 vehículos aproximadamente

Uso intensivo: para garajes comunitarios o sitios donde hay muchos vehículos y en determinadas horas punta el motor trabajara continuamente, en estos casos es recomendable elegir un motor de uso intensivo preferiblemente con alimentación interior de 24v, con el fin de reducir el calentamiento del bobinado interior.

Otras características a tener en cuenta en la elección de nuestro automatismo.

   Función anti-aplastamiento: casi todos los motores de hoy en día, incluyen esta función. Esta función es una característica del cuadro de maniobra que incorpora el motor por el cual va controlando o bien los giros que hace el motor o su consumo, en cuanto se detecta un esfuerzo superior al habitual del cuadro ordena al motor parar y invertir la marcha. Este esfuerzo superior al habitual puede venir dado por que la puerta a atropellado a alguien o algo.

   Función paro-suave: cada vez más motores traen incorporado esta función. el cuadro de maniobra reduce la alimentación del motor en el final de recorrido para que la parada sea más suave. También hay automatismos que cuentan con arranque suave para evitar ese primer tirón de la cancela al moverse.

   Desde Aferautomatismos les recomendamos que siempre que instale un equipo de automatización de puerta automática, instalar equipos de seguridad como pueden ser fotocélulas, lámparas de advertencia de movimiento de la puerta, etc. y en comunidades de vecinos, recomendamos instalar todos los elementos de seguridad según contemple las normativas vigentes. Además hay que mantener limpias las carcasas exteriores de detección de las fotocélulas y comprobar su correcto funcionamiento de ellas, como de los otros elementos de seguridad instalados en dicha puerta. Con frecuente asiduidad.